Diseño de piezas de palmito, siguiendo las técnicas y la tradición ancestral.

Antic Mallorca

En Mallorca, la artesanía del palmito es de los pocos procesos de producción en activo que tienen un desarrollo 100 % local y sostenible. Se trata de un proceso que es un ejemplo del ingenio humano, de la capacidad de crear piezas útiles de gran belleza usando solo un único material: la hoja del palmito.

El palmito crece de forma silvestre en Mallorca y es la única palmera autóctona de las Illes Balears. Tiene las hojas palmadas y su distribución en las Islas es un poco errática; en algunos lugares es abundante, mientras en otros parecidos no crece. El palmito es resistente a los incendios y rebrota después del fuego, por lo que abunda en algunas zonas quemadas.

Antic Mallorca investiga para volver al origen y redescubrir con una nueva mirada las soluciones originales, con las posibilidades que les proporciona el entorno natural.

«Elaboramos todo el proceso siguiendo la tradición de Ses Madones de Sa Llata de Capdepera, un grupo de artesanas que aprendieron el oficio de sus madres y abuelas, lo desarrollaron en su juventud, lo dejaron con el boom turístico de la Isla y lo retomaron tras la jubilación, y lo han mantenido vivo hasta nuestros días. Son nuestras maestras y nuestra fuente de inspiración para cambiar la mirada y entender el valor de volver al origen.»

«En 2014 propusimos a Ses Madones que nos enseñaran esta técnica en profundidad para poder transmitir este arte y oficio a las nuevas generaciones. Desde 2018 hemos enseñado llata a más de 300 personas y seguimos haciéndolo a través de la escuela artesana.»

«En Antic Mallorca diseñamos piezas de palmito, creamos nuevas formas que hacen evolucionar los patrones tradicionales de esta artesanía e incorporamos diseños geométricos coloristas, que son abstracciones del paisaje mallorquín. Los bordamos a mano con cintas que quedaron en stock de una fábrica textil que cerró a principios de este siglo, y que hemos recuperado en antiguas mercerías de la Isla y la península.»

«Para esta colección Círculo, así como para todas las piezas de Antic Mallorca, hemos recogido el palmito en los montes del Llevant de Mallorca. Se secan las palmas y se aplica azufre (ensofrat), ahumándolas así para su conservación. Se preparan las hojas, cortándolas en forma de tiras con las que después se elabora la llata, una trenza tan larga como la pieza requiera, que después se cose sobre sí misma dando la forma al bol. El hilo con el que se cose es la hoja del propio palmito, por lo que toda la pieza está hecha con este único material orgánico. Son creaciones elaboradas para durar muchos años.»